Pilates y Fisioterapia ¿amor u odio? – Parte II

1

Aquí os dejamos la segunda parte de nuestro post sobre la relación entre Pilates y Fisioterapia que publicamos la semana pasada con motivo del Día de la Fisioterapia en la Comunidad de Madrid. Puedes leer la primera parte de nuestro Pilates y Fisioterapia ¿amor u odio? en este post.

 

Pilates en el campo de la Fisioterapia

Cada vez más fisioterapeutas se forman en el método Pilates para ampliar sus conocimientos y repertorio en ejercicios de tipo terapéutico y sí, digo terapéutico porque cada vez existe más evidencia y hay más investigaciones que relacionan el empleo del método Pilates contemporáneo con resultados positivos en el control del dolor lumbar crónico. Probablemente por motivos distintos a los que los profesores de Pilates suelen creer.

Polestar Pilates se basa en el modelo CIF (clasificación Internacional de la Función y la Discapacidad) como herramienta de razonamiento clínico con el que nuestros alumnos fisioterapeutas puedan emplear Pilates para conseguir sus objetivos terapéuticos.


[Figura 1]

 

De los cinco factores que componen el modelo CIF, Pilates tiene influencia directa en tres: función, estructura y psicosocial. También influye de forma secundaria en los otros dos factores: participación y ambiente.

En su libro Kinetic Control (Churchill Livingstone Australia) Sarah Mottram y Mark Comerford dedican un apartado a estudiar las similitudes del método Pilates con el ejercicio terapéutico basado en el re-entrenamiento del control motor que ellos proponen. Sus conclusión es que Pilates cumple con muchos de los requisitos que cualquier ejercicio terapéutico debe tener para generar efectos positivos.

 

Os dejo algunos ejemplos:

[accordion id=”accordion”] [head class=”active selected”] Influencia de Pilates en la Función[/head] [content]
Concentración
La concentración mental es necesaria para activar eficientemente las unidades motoras lentas en sujetos con déficits proprioceptivos (Grimby & Hannerz 1976).

Respiración
Existen alteraciones de la función respiratoria y en las estrategias de control motor en sujetos con dolor pélvico (O’Sullivan et al 2002)
Los pacientes con dolor lumbar presentan patrones respiratorios alterados en los movimientos que desafían la estabilidad (Roussel et al 2009c)

Control
Existe una reducción significativa de los síntomas cuando el paciente realiza movimientos diferentes a los habituales en la columna lumbar tras aprender el concepto de columna neutra (Van Dillen et al 2009)
Pilates enfatiza el control excéntrico, que es un requerimiento para un correcto control postural.

Fluidez
Realizar movimientos fluidos requiere un control motor eficiente.
[/content]

[head]Influencia de Pilates en la Estructura[/head] [content]
Alineamiento
Para mantener un buena postura erguida y alineada es necesaria la activación de los músculos estabilizadores lumbopélvicos que están menos activos en posturas pasivas como estar colgado al sentarse (O’Sullivan et al 2002).
El mantenimiento del alineamiento adecuado facilita un correcto reclutamiento. [/content]

[head]Influencia de Pilates en los factores Psicosociales[/head] [content]
Existe una relación directa entre el rendimiento físico y la cognición del dolor (Moseley 2004).
La conexión cuerpo-mente puede influenciar el dolor (Moseley 2004).[/content] [/accordion]

Existe otro elemento fundamental por el cual Pilates consigue tan buenos resultados en pacientes con dolor lumbar crónico y es el siguiente: Es muy común que estos pacientes tengan “kinesiofobia“. La kinesiofobia es miedo al movimiento y suele ser una creencia muy arraigada en pacientes que han sufrido dolor lumbar durante bastante tiempo (Trost, et al. 2008). El cerebro de estas personas les protege del movimiento ya que en su sistema de creencias, el movimiento siempre significa dolor. Pilates tiene un repertorio muy amplio de intervenciones en las que es muy fácil encontrar entornos de movimiento en los cuales el movimiento no causa dolor. Si el profesional de Pilates consigue que una persona con kinesiofobia se mueva sin dolor, el sistema de valores del paciente se rompe por completo y se produce un cambio de paradigma. La persona ahora puede librarse de una creencia que por sí sola puede ser la causa del dolor crónico.

 

Influencia en la participación y ambiente

Las mejoras en la función, cuyas características están descritas en la figura 1, tienen una incidencia directa en los niveles de participación, esto es bastante fácil de entender: si nuestro alumnos tiene más movilidad y esa movilidad adquirida se gestiona de manera eficiente y con control motor, si mejora sus niveles de estabilidad y equilibrio, es muy probable que su desempeño en su vida laboral y social mejore significativamente.

Si el profesor de Pilates es capaz de mejorar los síntomas musculo-esqueléticos de su alumno y promover un estilo de vida saludable, si fomenta su autoconfianza y le aporta la motivación suficiente para seguir cuidándose, es probable que este alumno modifique su entorno y lo convierta en un ambiente más saludable y positivo.

 

Pilates y la mejora de la calidad de vida

En este epígrafe seré breve, si hay algo que reportan los practicantes de Pilates es la mejora de su calidad de vida. La gran mayoría de estudios científicos diseñados en un entorno de Pilates incluye un formulario de valoración de la calidad de vida y en prácticamente todos los casos los sujetos declaran una mejora sustancial en sus marcadores de calidad de vida. (Cruz-Ferreira et al. 2011; Guedes de Siqueira et al. 2010; Küçükçakır et al. 2013; Teles Dias Vieira et al. 2013)

 

Las metas del ejercicio terapéutico

Volviendo al libro Kinetic Control de Comerford & Mottram, me he permitido adaptar uno de sus gráficos (Figura 2) donde se representan los aspectos influyentes para restaurar la función óptima. Al lado de cada burbuja, está el grado de influencia positiva que tiene Pilates en cada uno de los factores contenidos. Esta clasificación está basada principalmente en mi experiencia empírica ya que no he sido capaz de encontrar un estudio que refrende mis apreciaciones en el estudio de Pilates, aunque creo que sería un buen objeto para un estudio científico.


[Figura 2]

 

El ejercicio terapéutico es beneficioso (Taylor et al 2007) y beneficia a diferentes grupos de pacientes (Brosseau et al 2003; Pelland et al 2004; Hayden et al 2005; Green et al 2003; Kay et al 2005). Cada paciente necesita un tipo de ejercicio terapéutico específico en función de sus objetivos y esto es algo que han venido aplicando los buenos profesores de Pilates desde hace décadas: buscar los objetivos y necesidades de los practicantes de Pilates y crear un programa personalizado para ellos. Esta es la premisa fundamental de Polestar y es la única escuela de Pilates del mundo que enfoca toda su formación como un sistema de resolución de problemas y consecución de objetivos. Existe evidencia que demuestra que los programas individualizados son más beneficiosos que los protocolos estandarizados (Stuge et al 2004; Taylor et al 2007).

 

Si has llegado hasta aquí, sin duda eres todo un entusiasta del Pilates como lo soy yo y, como en mi caso, probablemente también seas un entusiasta de la excelencia. Este es el punto de todo este post: podemos y debemos buscar la excelencia en nuestra práctica apoyándonos en la información disponible y ejerciendo nuestra profesión con pasión y responsabilidad.
Es nuestro deber elevar el nivel de los profesores de movimiento, no sólo de los profesores de Pilates. Sin duda tenemos una función muy importante en la sociedad.”

Los fisioterapeutas son los expertos en rehabilitación y, en mi opinión, el profesor de Pilates debe convertirse en el experto en post-rehabilitación. ¿Crees que lo conseguiremos?

 

Imagen: © A-papantoniou | Dreamstime Stock Photos & Stock Free Images

1 comentario

Deja un comentario

Procesando tu compra, un momento por favor ...