Pilates es el suero de la verdad del cuerpo

0

El movimiento siempre ha estado presente en su vida; de familia numerosa, son 6 hermanos, la danza fue el recurso que su padre, con dos trabajos a tiempo completo, encontró para organizar a tantos niños y con tan poco tiempo. Cuando descubras la historia de Kim Gibilisco, querrás conocerla en persona. No nos cabe duda. ¡Echa un vistazo a este post y luego dinos si hemos acertado! 

 

Me enseñaron a bailar desde niña gracias a Ben, mi hermano mayor. Ben era sordo de niño. Su médico “prescribió” lecciones de baile para que pudiera aprender a comunicarse a través del movimiento. Y como Ben necesitaba asistir a clases de baile, nos apuntaron a todos. Cuando mis demás hermanos pasaron de asistir a las clases de baile, yo sí continué. Finalmente, el estudio de baile fue el único lugar al que conseguía ir sin ellos así que se convirtió en mi templo y siempre lo será.

Kim Gibilisco.Fotógrafo: Tom Caravaglia
Kim Gibilisco – Fotógrafo: Tom Caravaglia

 

Kim comenzó a estudiar en el Nikolais / Louis Dance Lab tras graduarse en la universidad a la edad de 21 años y un año después la invitaron a unirse a la compañía de danza.

 

La mejor parte de mi carrera de baile profesional fue viajar por el mundo y aprender sobre diferentes culturas. Murray fue un maravilloso mentor para mí desde que le conocí hasta que falleció en 2016. Cuando estábamos de gira, siempre hacíamos alguna parada con el autobús en lugares históricos y nos llevaba a iglesias antiguas, catedrales, castillos y museos para enseñarnos sobre el arte y la arquitectura. Siempre celebrábamos una cena de familia después de la noche de estreno en cada gira y  él pedía los platos más inusuales para que los probáramos.
Realmente me enseñó cómo absorber mi entorno, apreciar la historia del mundo, todas las formas de arte y todas las culturas. Fue un momento verdaderamente mágico en mi vida. 

 

Y a través de la danza, llegó el Pilates… 

Cuando lleguó a la universidad a los 17, una de sus mentoras, Claudia Gitelman, le presentó la técnica de baile Alwin Nikolais & Louis Murray (desarrollada por Alwin Nikolais y Louis Murray). La base de su técnica floor-barre es Pilates. Ese fue su primero contacto con el método Pilates. 

Alwin Nikolais (1910-1993), fue bautizado como el padre de la danza multimedia por ser uno de los coreógrafos más innovadores, creador de una experiencia teatral de la danza. En sus coreografías, los bailarines pierden su identidad para fusionarse con el ambiente, ofreciendo una danza multimedia en la que el protagonismo es el movimiento en sí mismo en combinación con el sonido y la iluminación. Conoció a Louis Murray en 1949, de quién le impresionó la atención que ponía en la cinética. Comenzaron a trabajar juntos creando así los pilares básicos de la danza contemporánea. Si quieres saber más sobre ellos, echa un vistazo en Dos hombres artistas en paralelo, de Vicky Larraín

Terminé mi carrera como bailarina a los 41 años tras subluxarme la cadera durante una actuación. Esta lesión dio lugar a una tercera cirugía de cadera y me obligó a retirarme. La transición supuso un gran desafío para mí y también fue la experiencia más negativa en mi carrera. Sin embargo, mi retirada de los escenarios me dio el tiempo para trabajar más estrechamente con Brent Anderson. ¡Si la vida te da limones, aprende a hacer limonada!

 

Comenzó a practicar formalmente Pilates con Brent Anderson en 1999 cuando su marido, Bob Turner (que es PT, acupunturista y Pilatero), organizó un curso integral Polestar Pilates en su centro de Nueva York.

 

La larga historia profesional y personal que tienen ambos hizo que inscribirme al programa completo de Polestar Pilates fuera  una manera maravillosa para desarrollar mi educación sobre el movimiento y mi relación con mi esposo. Esta fue mi primera exposición a Polestar Pilates; la teoría de la escuela y la aplicación del movimiento que propone tenían mucho sentido para mí como bailarina.
Comencé a trabajar con clientes en el estudio de Bob inmediatamente. Con el tiempo, Bob y yo nos convertimos en socios comerciales y colaboradores.
Agradezco a Brent esta rama de mi relación con mi esposo porque, si no fuera por Brent y Polestar, no tendría mi negocio con mi marido. Bob y yo hemos estado trabajando juntos durante 18 años. Me encanta cada momento de nuestros esfuerzos colectivos y trabajar en casos con él.

 

Cuando le preguntamos cómo vivió el cambio de ser observada como bailarina, a ser observada como alumna de Pilates y luego pasar a ser observadora de  sus estudiantes y clientes como educadora e instructora, sale a escena la Kim bailarina:

 

Cualquiera que realmente me conozca te dirá: “¡Kim hará cualquier cosa por un aplauso!” ¡Suena divertido y es VERDAD! Siempre me ha gustado actuar porque me permite expresarme de la manera más auténtica. También aprecio que mi proceso sea presenciado y compartido con otros. Ser observada como estudiante de Pilates supuso para mi encontrar otro lugar en el que realizar y compartir mis regalos.

 

Kim Gibilisco impartiendo una clase de Pilates
Kim Gibilisco impartiendo una clase de Pilates – Fotógrafo: Whitney Browne

 

En cuanto a mis estudiantes y clientes, me encanta observar cualquier estilo o tipo de movimiento. Soy una adicta a la observación porque entiendo lo que significa compartir tu movimiento con otros, compartir energía sin palabras y escuchar la historia del cuerpo. Busco entender mejor las experiencias de vida de otras personas estudiando su movimiento. Pilates es como el “suero de la verdad” para el cuerpo. No nos permite ocultar o negar nuestras historias o nuestro máximo potencial. Y ese es el proceso más esclarecedor para mí. Nuestro trabajo como profesionales de Pilates es honrar al “suero de la verdad” y manejarlo con el mayor cuidado y reverencia. Cuando lo hacemos, estamos mejor equipados para ayudar a otros a sanar a través del movimiento.

 

Los Workshops de Kim Gibilisco en España

Su historia personal y profesional está impresa en el ADN de los dos talleres o Workshops que Kim llevará a cabo en Polestar Play, el congreso de Pilates que tendrá lugar en Madrid los próximos 9, 10 y 11 de noviembre.

Su propuesta Erasing the Ego o Borrando el Ego, llegó después de comunicarse con Juan Nieto para comentar el proyecto PLAY. Dejar de lado nuestro ego es lo primero de lo que somos responsables cuando entramos en el estudio de Pilates, ya sea  como profesor, estudiante u observador. Kim quería desarrollar un curso que ilustrara cómo podemos hacer esto y porqué es fundamental para una comunicación efectiva.

“Borrar el ego” supone realmente una búsqueda total del movimiento libre. Puede ser difícil para un profesional de Pilates introducir este concepto si pensamos que en Pilates muchos profesionales siempre intentan obtener el movimiento perfecto, con un control del 100%. Sin embargo, para Kim esta forma de entender el movimiento es completamente anacrónica:

Mi maestro en sánscrito me dijo: “Cada sonido individual es tan importante como cualquier otro sonido individual”. Eso significa que no hay medios para luchar por la perfección porque todos los sonidos son importantes. Lo que consideramos “errores” son pasos importantes en nuestro proceso de aprendizaje. Aprendemos a pensar en nuestros pies cuando somos imperfectos. Esto es necesario en la enseñanza. Y esto es lo que es ser humano y estar conectado; la capacidad de ver nuestro entorno y comprometernos con la espontaneidad, con un sentido de compromiso total (total entusiasmo) y ser resistentes. Por lo tanto, cada movimiento individual es tan importante como cualquier otro movimiento individual.

Psoftening the Psoas Psuavizando el Psoas es un curso que Kim ha  impartido por todo el mundo. Se hace eco de las ideas de borrar el ego y aborda cómo el estado mental y el cuerpo físico organizan el movimiento. Este workshop realmente responde a las necesidades de casi cualquier persona en todo el planeta. No importa si se trata de una persona sedentaria o un atleta, su psoas necesitará una atención especial.

Kim Gibilisco impartiendo una formación
Kim Gibilisco impartiendo una formación – Fotógrafo: Whitney Browne

 

Para quienes piensan que es difícil llegar al psoas… Kim tiene una respuesta clara: El psoas se puede evaluar mediante la respiración, el estiramiento, el movimiento gradual, son muchos recursos. El psoas es como la 6ª marcha de la Unidad Interna de cada persona. Los problemas más comunes se suelen dar cuando los clientes o pacientes también están lidiando con la disfunción del núcleo pélvico, el trauma y el estrés. Los profesionales de Pilates deben buscar consejo o referirse a profesionales de la salud si no están capacitados para evaluar un problema y / o no pueden hacer un cambio positivo en el resultado del movimiento de un cliente en una sesión. 

Siempre les pregunto a mis clientes: “¿Te sientes mejor, peor o igual?” Si responden diciendo “peor”, busco ayuda de alguien con más educación y experiencia.

El taller de Psoas es técnico y realmente divertido. Necesitamos saber de qué es responsable el psoas si queremos saber cómo podemos trabajar con él, esa es la pieza técnica. Además, quienes asisten al workshop pueden comprobar su efectividad in-situ: Kim siempre realiza una prueba previa y una prueba posterior en sus talleres para que todos los asistentes puedan sentir y ver si son “mejores, peores o iguales”. Esa es la parte divertida. Necesitamos saber si estamos haciendo lo que pretendemos hacer como maestros. Todo aquel que tenga un psoas y una mente abierta apreciará y aprenderá en este taller. 

 

Biografía de Kim Gibilisco

Kim es bailarina, coreógrafa y educadora de movimiento y desde 1996, Kim ha enseñado danza y Pilates tanto en el sector privado como en la Universidad.

Copropietaria de Movement CoLab  en Nueva York donde trabaja en estrecha colaboración con su marido, Robert Turner, su práctica se centra en los casos pre y posquirúrgicos y la formación cruzada de bailarines profesionales y atletas.

Además de su práctica privada, Kim es Directora de la Capacitación de Pilates en la Escuela de Artes Mason Gross en la Universidad de Rutgers y es educadora de Polestar Pilates. Completó su capacitación como educadora con Polestar Pilates en 2000. Kim tiene un B.F.A. de la Escuela de Artes Mason Gross de la Universidad de Rutgers, la maestría de la NYU-Steinhardt School y la maestría en derecho de la Universidad de Wisconsin-Milwaukee. Se convirtió en maestra certificada por la Junta de Pilates a través de la Pilates Method Alliance (PMA) en 2005 y desempeñó el cargo de Vicepresidenta y Secretaria en en  la Comisión de Certificación de la PMA hasta 2013. Actualmente es miembro de la Junta Directiva de la PMA

Su interés principal como educadora se centra en conectar el mundo académico y científico, propio de las profesiones sanitarias, con las intervenciones propias de los profesionales de Pilates.

 

¿Quieres conocer a Kim Gibilisco?

Puedes encontrar los trabajos de Kim relacionados con la danza en Kim Gibilisco Dances y ver algunos de sus vídeos en Vimeo – Kim Gibilisco Dances. Y si quieres experimentar en tu propio cuerpo cómo entiende y siente Kim el movimiento y Pilates, podrás hacerlo en #PolestarPlay. Consulta toda la información en www.polestarplay.com o confirma directamente tu plaza haciendo click aquí. 

*La asistencia a #PolestarPlay te otorga 16 créditos PMA CEC’s. 

 

Imagen Principal: Montaje sobre imagen original de Kim Gibilisco, del fotógrafo Whitney Browne.

Deja un comentario