Cómo ser un profesional de Pilates altamente efectivo (Parte III)

0

Son siete las normas que Stephen Covey propone para tener éxito en nuestra vida profesional y personal. Se pueden aplicar a todas las situaciones que nos acontecen y nos ayudan a superar los problemas y las dificultades. También en tu negocio de Pilates hay hábitos que si incorporas, te ayudarán a crecer profesionalmente.

 

En los posts anteriores hemos hablado del autor de los 7 hábitos de la gente efectiva y de los primeros cuatro hábitos que en él detalla. Hoy trataremos los tres últimos que completan la lista de normas para mejorar nuestra efectividad también en el negocio de Pilates.

 

Procura primero comprender y después ser comprendido: Normalmente pasamos más tiempo hablando que escuchando a los demás y pensamos que las cosas sólo pueden ser de la forma en que nosotros las vemos. Este hábito nos habla de la importancia de la empatía, de desarrollar la capacidad de ponernos en el lugar del otro, de ser capaz de ver las cosas desde el punto de vista de nuestro interlocutor. Cuesta ponerlo en práctica pero una vez que empiezas a practicar este hábito te darás cuenta de que “todo es del color del cristal con que se mire”. Por ejemplo, si pones en práctica este hábito de primero comprender y después ser comprendido a la hora de distribuir las clases en tu estudio de Pilates entre los instructores, lo más probable sea que logres distribuir el horario de una forma mucho más eficiente, facilitando que los miembros de tu equipo sean partícipes de esa distribución de las sesiones, logrando que se pongan de acuerdo en cuanto a qué hora le viene mejor a cada cuál. Si lo llevamos un poco más allá, y tenemos en cuenta lo que nos han comentado los alumnos a lo largo del tiempo, cuando han pasado por las clases de unos instructores y otros, podremos asignarles los instructores con los que mejor encajen. Conseguiremos tener a los profesores y alumnos de Pilates más contentos con la distribución de los horarios.
Busca la sinergia: Cuando actuamos de forma conjunta, en equipo, logramos mejores resultados que si lo hacemos de forma individual. Es bastante sencillo de comprender: si en tu estudio de Pilates sólo la persona de la limpieza se preocupa de que todo esté limpio antes de abrir el centro, es muy probable que a media tarde la sala de los reformers no esté en perfectas condiciones. Sin embargo, si todo el equipo participa, después de cada sesión de Pilates, en la limpieza de las máquinas, pasando un paño por cada colchoneta, la sala estará reluciente durante todo el día, aunque la limpieza general se haya hecho a primera hora. Las grandes metas se logran en equipo.
Afila la sierra: Stephen Covey cuenta en su libro la historia de un leñador que estaba tan ocupado en talar árboles que olvidó afilar su sierra. Lo que el autor quiere decir con esta metáfora es que siempre debemos prestar atención a nuestras herramientas de trabajo principales: nuestro cuerpo y nuestra mente. No podemos olvidarnos de dedicar algo de tiempo a mantenernos en forma (si eres instructor de Pilates no hace falta profundizar más en este punto, está claro que realizar ejercicio todos los días es fundamental para mejorar nuestra condición física). El otro punto que quizás no tengas tan presente es el de dedicar tiempo a nuestra mente: el estudio. En Pilates, mantenerse actualizado también es primordial. Nunca podremos saberlo todo, pero si te mantienes actualizado con formaciones continuas, acudiendo a seminario, a conferencias, a ponencias, mejorarás en tu profesión y mantendrás tu mente activa. En Polestar reconocemos que cuánto más estudiamos y aprendemos, más nos damos cuenta de todo lo que aún nos falta por saber. Y ello nos motiva a seguir investigando, estudiando, aprendiendo y, por qué no, también corrigiendo conceptos que dábamos por sabidos. Mantenerse actualizado te mantiene vivo y desde luego, te hace más efectivo.

 

Poner en marcha estos siete hábitos no es cosa de un día pero verás que si te pones a ello, en poco tiempo comenzarás a ver los primeros resultados. Desde Polestar nos gusta ayudar a los profesionales de Pilates a mejorar en su vida laboral y también personal y por supuesto, nos encanta facilitarles información y formación para que puedan seguir creciendo en el negocio de Pilates.

 

¿Te animas a trabajar en tus hábitos para ser más más efectivo en tu negocio de Pilates? ¿Cuál crees que es el más importante o por el que hay que comenzar?

 

Imagen “Growth Business” cortesía de jesadaphorn en freedigitalphotos.net.

Deja un comentario