¿Cómo mejora el pilates nuestra salud mental?

0

Seguramente no sorprenda a nadie afirmando que  la actividad física es fundamental para la salud, tanto física como emocional.

Trabajando como psicólogo y nutricionista  Alejandro Vera  recomienda a menudo practicar pilates a sus pacientes. 

Si eres de esas personas para las que el mindfulness es algo demasiado light, en este artículo te voy a contar los múltiples beneficios psicológicos que tiene el pilates sobre la salud mental.

 

Beneficios psicológicos y emocionales del pilates

 

  1. Mejora la autoestima

Mujer sonriendo haciendo pilates

 

La autoestima es la relación sentida que tenemos con nosotros mismos. Dicho de otra manera, como de bien nos encontramos con nosotros.

Mientras que el autoconcepto es un constructo de carácter cognitivo. Es decir, que pensamos o creemos sobre nosotros.

Autoconcepto y autoestima son dos aspectos qué, aunque definamos por separado, en realidad se encuentran íntimamente unidos.

La razón de que esto suceda así es sencilla, tal como pensamos, sentimos, y viceversa.

Muchas personas eligen la práctica del pilates como una manera de abandonar el sedentarismo. Las cosas que hacemos nos devuelven su reflejo.

Comenzar a movernos y trabajar nuestro estado físico, es una manera de empezar a cambiar las creencias que tenemos sobre nosotros, tales como “no puedo”, “eso no es para mí”, “me estoy abandonando”, étc.

 

  1. Conexión corporal

mujer haciendo un ejercicio corporal con mucha concentración

 

El ritmo de vida actual que suelen llevar la mayoría de personas, resulta incompatible con la conexión profunda.

Las prisas, las urgencias y las miles de cosas por hacer, nos obligan a funcionar en automático, perdiendo la consciencia de nuestro procesos internos.

A menudo, cuando trabajo en consulta ejercicios de relajación a través del cuerpo, las personas descubren cantidad de tensiones y dolores que ni tan siquiera sabían que tenían.

Hacer pilates nos brinda la posibilidad de dedicarnos un ratito a la semana para reconectar con nosotros.

Mediante su práctica, nos sentimos más en nuestro cuerpo, conocemos nuestras limitaciones y aprendemos a escuchar las señales que este nos está tratando de transmitir.

 

        Satisfacción personal y autorrealización

 

Mujer haciendo pilates sonriendo y alzando un brazo

 

De la mano de la autoestima se encuentran la satisfacción personal y el sentimiento de autorrealización.

Mientras que la primera se centra en el cómo somos, la segunda y la tercera tienen más que ver con lo que conseguimos.

El pilates es una práctica deportiva que nos permite ver nuestro progreso. Mediante la práctica de la constancia, veremos como a poco avanzamos y conseguimos hacer cosas que al principio éramos capaces.

Este es un beneficio doble, ya que por un lado vemos como mejoran nuestras capacidades físicas y con ello nuestra salud, pero por el otro, observamos cómo somos capaces de crecer y lograr nuestros objetivos.

       

         Función social

 

cuatro personas haciendo pilates jugando y sonriendo

 

Uno de los aspectos que dota al pilates de mayor riqueza es su valor social.

Mientras otras prácticas deportivas como el clásico ir al gimnasio, suelen hacerse en solitario, el pilates nos ofrece la posibilidad de tener intercambios positivos con otras personas, mientras además hacemos deporte.

Esto que a priori puede que no se valore tanto, es algo fundamental a la hora de motivarnos y de favorecer nuestro bienestar. Sobre todo, en aquellas personas que llevan estilos de vida, donde por su trabajo o situación vital, no tienen muchas ocasiones de compartir interacciones con otras personas.

 

      Pilates y cerebro

 

mujer y hombre haciendo pilates y sonriendo

 

Y por si esto no fuera poco, numerosos estudios avalan los efectos positivos que ejerce el pilates sobre el cerebro actuando sobre diferentes tipos de neurotransmisores:

  • Aumenta los niveles de serotonina (5-HT)

La serotonina es popularmente conocida como la hormona de la felicidad. Sin que esto sea del todo cierto, la serotonina es un neurotransmisor implicado en una inmensa mayoría de procesos psicológicos y vegetativos como el humor, el sueño, el apetito, la sexualidad, étc.

Además, es la principal agente implicada en muchos trastornos psicológicos, como es el caso de la depresión.

  • Aumento los niveles de GABA

El Gaba es un neurotransmisor de carácter inhibitorio. Actúa suprimiendo la respuesta de nuestro sistema simpático.

Explicado de una manera más llana; el gaba contribuye a la disminución del estrés y la ansiedad. De manera qué, practicar pilates nos ayudará a reducir nuestros niveles de tensión, agobio y nerviosismo.

  • Aumento los niveles de dopamina (DA)

Mientras que la serotonina se relaciona de manera más íntima con la serenidad, la dopamina lo hace con la alegríay la euforia.

Si como bien sabemos, no podemos vivir en un constante estado de alegría, la dopamina tiene una repercusión directa sobre un aspecto psicológico fundamental: la motivación.

El pilates activará en nosotros la segregación de dopamina y por tanto, contribuirá a fomentar nuestra ilusión y optimismo.

 

Si te ha gustado el artículo puedes meterte en el Blog de Alejandro Vera –  psicólogo y nutricionistaGrulla psicología y nutrición,  para profundizar sobre éste y otros temas de interés para mejorar la salud mental y emocional.

 

Además,  si quieres avanzar en tu futuro profesional  asentando  conocimientos basados en bases científicas para que tus clientes tengan la mejor salud física y mental , Polestar es tu escuela.

Ahora nuestro curso MAT (300 horas) tiene un 30 % de descuento, ¡No dejes pasar la oportunidad!

Infórmate aquí en BARCELONA

Infórmate aquí en MADRID

Deja un comentario

Procesando tu compra, un momento por favor ...