12 errores para fracasar en Pilates – parte II

4

Cuando un instructor de Pilates se pone al frente de una sesión muchas veces no es consciente de los errores que él o ella también comete. Ser profesor de Pilates supone mucho más que simplemente indicar al alumno unos ejercicios y corregirle en su ejecución.

 

Si te has visto reflejado en alguno de los puntos que detallábamos en la primera parte de este post, no dejes de repasar el resto de errores más comunes entre los profesores de Pilates.

7. No utilizar la riqueza del repertorio de Pilates
La ventaja de impartir cursos en una escuela como Polestar es que entras en contacto con muchos profesores de otras tantas escuelas. Un denominador común es la creencia de que algunos ejercicios no son útiles o son demasiado difíciles. La tendencia de mucho profesores es enseñar aquellos ejercicios que personalmente les gusta realizar, en mi opinión esto es tremendamente injusto para nuestros clientes. La realidad es que la gran mayoría de ejercicios de Pilates tienen elementos positivos, muchas veces falta el conocimiento necesario para entender correctamente el ejercicio y sacarle todo el beneficio. En Polestar, gracias a las prácticas con “casos de estudio” enseñamos un sistema de progresión variado y ambicioso, que incluya la mayor cantidad de ejercicios dentro del repertorio.

 

8. Olvidarse del objetivo del alumno
Es común que los programas de entrenamiento, no sólo en el entorno Pilates, busquen que los alumnos encajen en ciertos protocolos de ejercicios prediseñados. Es un problema que la planificación de las clases se haga pensando en ejercicios y no en el alumno. Dentro de los múltiples beneficios que tiene el método Pilates, encontramos que es un sistema perfectamente adaptable a cualquier nivel de condición física, que es aplicable a numerosas condiciones mecánicas o neurológicas y que es eficaz para la mejora de la técnica deportiva. En Polestar enseñamos a adaptar el programa de entrenamiento a los objetivos y necesidades del alumno. El screening Polestar nos aporta la información necesaria para que la planificación de ejercicios esté centrada en la consecución de objetivos.

 

9. Sobre-entrenar los abdominales
En este mismo blog ya hemos hablado de abdominales y como has podido leer, la evidencia científica nos indica que fortalecer los abdominales como pilar central del entrenamiento no es la estrategia más acertada para mejorar la eficiencia del movimiento. En resumen, para que los abdominales funcionen eficazmente como estabilizadores, deben hacerlo de forma fundamentalmente anticipatoria (estabilizadores locales) y reactiva (estabilizadores globales). Nuestro sistema nervioso consciente siempre será demasiado lento para estabilizar eficientemente. Además, es conocido que entrenar la fuerza no mejora la velocidad del control motor.

 

10. No derivar alumnos
Cuántas veces tenemos alumnos en clase se quejan de dolor mecánico en ciertos movimientos y, sin conocer la causa, el instructor les anima a seguir ejercitándose con la esperanza de que desaparecerá espontáneamente. Este es un ejemplo en el que el profesional del Pilates debería derivar ese alumno a un profesional con competencias para realizar otro tipo de valoraciones o pruebas diagnósticas. El miedo a que derivar alumnos a otro profesional pueda hacer que los perdamos como alumnos. Se trata de un miedo infundado, el profesional del movimiento es necesario en la etapa de post-rehabilitación y es totalmente complementario con la terapia enfocada para reducir el dolor y las restricciones mecánicas.

 

11. Enseñar a través del miedo
Es muy común tener clientes que han experimentado dolor crónico en nuestras clases de Pilates. Sabemos que el dolor influye negativamente sobre los patrones de movimiento y la postura. Es comprensible que el profesor de Pilates no quiera fomentar un aumento de actividad física del alumno si los patrones de movimiento no has sido restaurados completamente. El problema es que la gran mayoría de personas que han sufrido dolor crónico desarrollan creencias de evitación por miedo y se cree que estas creencias son los marcadores más influyentes en la no resolución de cuadros de dolor crónico. Por tanto, los profesores de Pilates debemos ser muy pedagógicos y enseñar buenos hábitos físicos sin emplear el miedo. Muchas veces sobreproteger a nuestro alumno, aunque bienintencionado, puede ser negativo ya que no les permitimos liberarse de sus creencias respecto a su salud y por tanto les hacemos dependientes.

 

12. No ver lo importante en el movimiento del alumno
Saber valorar si el movimiento está sucediendo de la manera adecuada es la piedra angular para el éxito en el aprendizaje motor. Las gafas de ver sólo funcionan si sabemos dónde hay que mirar y qué hay que ver. Podemos utilizar una analogía de Gray Cook sobre las ruedas del coche en relación a la evaluación del movimiento: Si al observar el ejercicio Hundred (“el cien”), estamos haciendo énfasis en que los brazos se muevan más o menos rápido, o que las palmas estén supinando o pronando, y no apreciamos la incapacidad de respirar de una manera dinámica o la incapacidad de mantener la estabilidad lumbopélvica en la posición supina, estaremos fijándonos en la rueda que está deshinchada sin percatarnos de que tenemos otra rueda pinchada: ¿Sirve de algo inflar la rueda deshinchada si tenemos otra de ellas que está pinchada?

 

Como profesional de Pilates, tener en cuenta estos errores a la hora de planificar y ejecutar tus clases te ayudará a ser mejor profesor y a ofrecer un servicio mejor a tus clientes. ¡Todos lograréis mejores resultados!

¿Qué te ha parecido nuestra lista de los errores más comunes de los instructores de Pilates? ¿Crees que son tan habituales?

 

Porque compartiendo todos aprendemos un poquito más, ¡nos encantaría conocer tu opinión!

Imagen cortesía de winnond en Freedigitalphotos.net

4 comentarios

  1. elina rovetto

    5 años

    hlola…. me encanto la nota .la encontre en el momento justo…eina de mendoza..argentina

    • Polestar

      Equipo Polestar

      5 años

      Gracias Elina! Nos alegra haber podido servido de ayuda! Buen Pilates!

    • Polestar

      Equipo Polestar

      5 años

      Hola Daniel,
      Muchas gracias por tu comentario. Esperamos que estos posts sirvan de ayuda para mejorar las sesiones de Pilates. ¡De los errores se aprende!
      Un saludo de todo el equipo Polestar.

Deja un comentario